sábado, 31 de enero de 2015

Recuerdos en papel. Mi Libreta.

¿Recordáis la primera vez que os preguntasteis cómo se sentiría uno al estar enamorado? ¿Recordáis como os sentisteis tras aquel primer beso? ¿Sonreís aún al recordar los miedos y dudas cuando el amor se acercaba? Cuando tenía trece años escribía cada noche en una libreta, Mi Libreta, un portan hacia mis sentimientos más profundos. La terminé y la dejé en una balda que tengo a lo alto de la pared, olvidándome casi de ella. Casi. El otro día, tres años después de hacer rellenado hasta la contraportada de aquella libreta que me vino de regalo con un libro, la cogí, la leí, y recordé. Fue como viajar al pasado, evocando todos y cada uno de los grandes cambios por los que mi vida ha tenido que pasar desde entonces.  Quería compartir con vosotros los escritos que más me gustan para haceros recordar, haceros revivir por un instante aquella historia independiente de si acabó bien o mal.
(Como yo escribía con bolis de colores (ya sabéis, la preadolescencia...)  , voy a mantener ese ritual escribiendo cada texto con el mismo color con el que lo escribí en su momento.)

Mil dudas sacuden mi cabeza, el miedo me quema por dentro, el estómago se me encoge, la respiración se me corta... pero cuando estoy contigo, nada. Siento como si flotara. Ya no tengo miedo, ya no tengo dudas. Quiero dejarme llevar por ese mundo de nubes, pero en todo cielo siempre llega una tormenta, y de eso es lo que temo. 


***

Camino buscando tu mirada en los ojos de la gente, pero ninguna me sabe tan bien como la tuya. me encanta estar contigo, abrazada a ti, sintiéndote latir. Siempre me dejo llevar por ese compás que marca la melodía de tus palabras diciéndome que me quieres. Te puedo asegurar que nunca me he sentido así con nadie. Eres especial para mí, especialmente perfecto. La idea de perderte o de alejarme de ti me paraliza. No me quiero ni imaginar qué pasará cuando llegue el frío invierno. 

***
Miro en todas partes y no te veo, busco en cualquier esquina y no te encuentro. Me siento dentro de un laberinto y sé que tú estarás al final. Debo cerrar los ojos y dejarme llevar, ya que en mi mente estás a mi lado, en mis sueños. Allá en el único lugar en el que me coges de la mano es el único lugar donde quiero permanecer. 

***

La esperanza es lo que mueve a las personas, el único portal que mantiene abierto nuestros sueños aún cuando estamos despiertos. La esperanza es ese rayo de luz en una cueva oscura. La esperanza es una fuente de energía vital, nos da la fuerza que necesitamos para poder seguir adelante esquivando todas las piedras, montañas e incluso monzones que se crucen en nuestro camino. La esperanza se crea con una llama, un deseo, una ilusión. La esperanza es algo a lo que aferrarse cuando una nube gris te atrapa por completo, es lo que nos hace estar vivos, es lo que nos hace luchar por lo que todos merecemos: nuestra propia felicidad. 

***

Hay cosas difíciles de explicar, otras no tienen explicación alguna. Lo que siento cuando estoy con él es una de esas, de las imposibles. A pesar de todo el miedo tras el que me escondo como si fuera mi caparazón, él me hace sentir segura. Sé que puedo confiar en él, lo que no sé es si puedo confiar en mí misma. Una herida profunda puede sanar, pero siempre quedará cicatriz, como recordatorio de los errores cometidos y de las malas pasadas.  


***

Y esto fue lo que escribí en las últimas dos páginas de mi libreta:
 "(...) Y como siempre digo, PEQUEÑOS DETALLES QUE SE HACEN NOTAR.
¿Y a qué me refiero cuando digo eso?
Pequeños detalles
que se hacen notar.
Detalles que hablan por sí solos. Que nos muestran historias, verdades. Son hechos que valen más que palabras. Son sonrisas que iluminan vidas. Son miradas que destruyen corazones. O palabras que los recomponen. Son cosas que están en la vida misma, por todas partes, por todos los rincones. Son detalles que describen una persona como una mirada describe un alma. Saber cazar esos pequeños detalles es aprender a valorar cada vez más los pequeños gestos. Yo en un año he aprendido mucho. He recibido nuevas experiencias, grandes golpes y segundas oportunidades. He aprendido y conocido el significado de lo que nos rodea y he aprendido a apreciarlo. He aprendido a que la vida es una única oportunidad que tenemos para cambiar las cosas, para aprender y para enseñar lo aprendido. Y, sobre todo, me he conocido a mí misma. He conocido partes de mí que se hallaban ocultas en lo más profundo de mi persona. esta libreta me ha ayudado a escapar cuando hasta el aire me oprimía. Para aquellos que también poseen el arte de escribir como vía de escape, os voy a dar un conejito que una vez me dieron a mí:
SIENTE. 
ESCRIBE.
(y luego)
PIENSA." 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Escríbeme ;)!
No te lo calles, escríbeme tu opinión a cerca de lo que has leído, te contestaré encantada, y recuerda que DEVUELVO COMENTARIOS ^^.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Flan de mil palabras © 2014 | By Fancy Art and designs Con la tecnología de Blogger